Trámites imprescindibles para la constitución de sociedades

Una opción de negocio, para el pequeño empresario o profesional autónomo, es la de constituir una sociedad limitada. Este tipo de sociedad tiene ciertas ventajas con respecto a otras formas jurídicas, como la sociedad anónima, ya que, como bien indica su nombre, limita la responsabilidad de los socios en cuanto a posibles deudas y al capital inicialmente aportado para la constitución de la misma. Este capital inicial será de mínimo tres mil euros, tal y como se establece por ley.

¿Cuáles son los requisitos indispensables para la creación de una sociedad limitada?

Siempre es recomendable acudir a un asesor para que nos indique acerca de los pasos a seguir en la creación de este tipo de sociedades. En www.economis.es te asesoramos íntegramente para la creación de tu negocio y el cumplimiento de todos los trámites legales.

Registro del nombre de la empresa y apertura de cuenta bancaria.

Lo primero que tenemos que hacer es solicitar en el Registro Mercantil Central el certificado negativo de denominación social, para comprobar si el nombre que queremos adjudicarle a la empresa ha sido o no asignado. Una vez nos concedan el certificado con el nombre, tenemos un plazo de 3 meses hasta proceder al registro ante notario.

economis

Tenemos que abrir una cuenta a nombre de la empresa con el capital inicial, que será mínimo de tres mil euros, del que se nos dará un certificado para aportar ante notario en el momento de otorgar la escritura pública de constitución.

Redacción de Estatutos Sociales y escritura pública de constitución

Los estatutos conforman el conjunto de normas que rigen a la empresa y que se tienen que incorporar a la escritura de constitución. Estas normas tienen que incluir una serie de elementos clave, como que se trata de una sociedad limitada, el objeto social o actividad a la que se va a dedicar la empresa, el domicilio social, el capital social, el sistema de administración de la sociedad y la fecha de cierre del ejercicio.

Estos estatutos se recogerán en la escritura de constitución, que tiene que otorgarse ante un notario.

Liquidación de Impuestos e inscripción en el Registro Mercantil

Previa a la inscripción en el Registro, hay que pagar el impuesto sobre actos jurídicos documentados. Este impuesto se abona en la delegación de Hacienda de cada comunidad autónoma, ya que se trata de un impuesto delegado a las comunidades. Una vez abonado y realizados los trámites ante la Agencia Tributaria, que se detallan a continuación, podemos ir al Registro Mercantil para la inscripción de la sociedad en el Registro.

Trámites ante la Agencia Tributaria

Finalmente, tenemos que dar de alta nuestra sociedad en la Agencia Estatal, para obtener un número de identificación fiscal. Al obtener el NIF, nos darán de alta en el impuesto sobre actividades económicas y la declaración censal del IVA, para proceder a las tributaciones.

Trascurridos seis meses, este NIF temporal se convertirá en definitivo, una vez se haya inscrito la sociedad en el Registro mercantil y hayamos acreditado esta circunstancia ante una delegación de Hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies