Maneras originales de promocionar tu negocio

Basta echar un breve vistazo a los negocios exitosos de hoy en día para comprobar que han sabido formar correctamente un universo a su alrededor. No solo han trabajado en mejorar su producto, también en mejorar su comunicación, su manera de relacionarse con el entorno y, además, han podido crear su propio mundo de valores, imágenes y referencias. Aquí queríamos hablarte precisamente sobre esto último.

El poder de la marca

Hay una gran diferencia entre una tienda y un negocio. La primera es sencillamente un establecimiento que trata de venderte algo, la segunda, en cambio, tiene un carácter corporativo. Muchas veces se olvida uno de la importancia que tiene trabajar correctamente en crear una marca. Es decir: una personalidad para tu negocio. Dotarlo de unos atributos, unas cualidades, intereses y valores. Apostar por una forma de comunicación con tus clientes y ser capaz de llevarla a cabo.

La marca de tu negocio se va a alargar hasta las últimas consecuencias del mismo. Es algo que te lleva a buscar un logo, un nombre y un diseño interesantes en los que se refleje precisamente aquello que quieres comunicar. Crear una marca es elegir unos colores corporativos que pasarán a representar tu negocio, y las claves tipográficas y los elementos visuales que vas a necesitar.

La comunicación no verbal es tanto o más importante que la verbal, por eso es tan necesario que la cuides debidamente, y que cuentes con productos de empresa que puedan ejemplificar esos mensajes.

Utilizar los posters con inteligencia

Existen diferentes artículos o recursos que puedes emplear para consolidar y definir más tu marca. Un ejemplo son las tarjetas de visita, otro, los pósters corporativos. Puedes encontrar equipos de profesionales que se dedican a hacer carteles online para conseguir crear el imaginario de un negocio.

Ahora bien, también esto es necesario utilizarlo con inteligencia. Lo primero de todo es entender que dispones ya de una serie de recursos previos. El logo, tal vez un lema, una tipografía y unos mensajes visuales determinados. Trata de mantener siempre esa línea de comunicación de manera coherente para que no haya confusiones y tu comunicación sea más efectiva.

No olvides el objetivo de este tipo de artículos, que es el de promocionar tu negocio. La marca no es más que el contexto para hacerlo, lo que te ayuda que sea más efectivo. Las tarjetas de visitas, los pósters, los regalos publicitarios y demás tienen que estar impregnados de esa marca, pero tu objetivo no es otro que el de darte a conocer entre tus potenciales clientes, por lo que el mensaje impreso en todos ellos tiene que estar perfectamente meditado. Aparte, claro está, de transmitir todo aquello que quieres que se conozca sobre tu negocio.

En conclusión, la imagen de marca es un elemento indispensable para trabajar en la comunicación de tu negocio. Utilízala adecuadamente en diferentes elementos publicitarios para darte a conocer entre tus clientes. Una buena comunicación corporativa te ayudará a que te recuerden más fácilmente y a que te reconozcan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies