Consejos para decorar dormitorios de matrimonio

Los dormitorios de matrimonio están entre las estancias más importantes de una casa. Este espacio puede convertirse en todo un remanso de paz, un lugar para el descanso y la relajación, pero para eso es importante conocer las mejores formas de sacarle partido.

Acierta con el color

Para que la decoración resulte más sencilla de realizar, lo mejor es pintar las paredes antes de empezar a colocar muebles.

Los colores afectan de forma directa a nuestro estado de ánimo, y precisamente por ello en los dormitorios de matrimonio es mejor optar por tonos neutros, que ayudan a la mente a relajarse e incluso a conciliar el sueño.

Si no tienes muy claro el tipo de muebles que vas a usar y no sabes si combinarán bien con ciertos colores, es recomendable que elijas tonos fáciles de combinar, como ocurre con el beige o el marfil.

Colores de moda para 2018

Cada año, los colores que marcan tendencia van cambiando. Si quieres que tu habitación esté a la última, puedes optar por el verde aguacate, el amarillo cúrcuma, el rosa millennial, el azul klein e incluso el púrpura.

Es cierto que son colores fuertes, así que para rebajar su intensidad puedes incluirlos únicamente en una zona del dormitorio, por ejemplo en la zona del cabecero de la cama o en el vestidor.

Toma medidas

Una vez que la habitación esté pintada, es conveniente que, antes de empezar a comprar muebles, tomes medidas de la estancia para comprobar si de verdad todo lo que quieres entra en ella.

Lo básico es una cama y un par de mesillas, así como un armario si la habitación no dispone de él. Pero es posible que, ademas, quieras poner otros muebles como un tocador, una coqueta o incluso una descalzadora.

Ten en cuenta que si metes demasiados muebles en un espacio pequeño, la habitación se volverá muy incómoda y dará la sensación de que es todavía más pequeña de lo que es en realidad.

Empieza por lo básico y, si ves que sobra espacio, entonces puedes ir añadiendo otros complementos.

No te olvides de la iluminación

Con frecuencia, nos centramos mucho en la pintura y los muebles y nos olvidamos de la iluminación. Una habitación con poca luz nunca lucirá tan bien como debería por mucho esfuerzo que hayas puesto en la decoración.

Además de promover la entrada de luz natural con cortinas que no oscurezcan demasiado el ambiente, debes elegir las lámparas más adecuadas tanto para el techo como para las mesillas. Valora la estética, pero también la cantidad de luz que aportan.

Si no tienes demasiado espacio para lámparas, puedes optar por instalar luces indirectas, algunas incluso se pueden añadir al cabecero de la cama o a las mesillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies