Cuida tu piel con los mejores productos ecológicos

Cuidar nuestro rostro y disfrutar de una belleza natural es una práctica que debe trabajarse a diario para conseguir buenos resultados. Utilizar productos de cosmética natural y ecológica es una de las mejores opciones para respetar la fisionomía de nuestra piel y para proteger salud de todo el organismo.

La cara es la parte de nuestro cuerpo que más sufre las agresiones externas. Ya sean los cambios de temperatura, el viento, el sol o la contaminación atmosférica van dañando paulatinamente la piel y terminan por causar reacciones en ella, o signos precoces de envejecimiento.

¿Por qué usar productos ecológicos?

Utilizar productos ecológicos para el cuidado de nuestra piel es uno de los mejores regalos que podemos hacerle a nuestro rostro. Los cosméticos ecológicos no contienen químicos agresivos para la dermis, ni sustancias conservantes o espesantes de origen sintético. Este tipo de productos están formulados exclusivamente con plantas, flores, hojas, frutos, raíces y otros elementos de origen natural.

El beneficio que aportan este tipo de productos es, que al ser de origen orgánico, no producen reacciones alérgicas u otros efectos secundarios que sí están presentes en las cremas tradicionales de farmacia o supermercado. Además, también ayudan a cuidar la salud de nuestro organismo en general, ya que muchas sustancias conservantes tienen efectos a perjudiciales a largo plazo; algunas incluso funcionan como disruptores endocrinos.

La mejor manera de cuidar la piel es establecer una rutina en la que se incluya una buena limpieza e hidratación posterior. Podemos encontrar todos los productos que necesitamos en una tienda online de cosmética natural.

Cómo establecer la rutina de cuidados para la cara

Dentro de nuestra rutina diaria de cuidados para el rostro, debemos adoptar como un mantra la costumbre de limpiarnos la cara siempre antes de ir a dormir. Existen diferentes productos de limpieza para la dermis, algunos actúan como jabones ligeros que debemos frotar con la mano o con la ayuda de una pequeña brocha, mientras que otros se aplican como si fueran un tónico, con algodones. La limpieza del rostro ayuda a eliminar todas las toxinas e impurezas que se van acumulando en la cara durante todo el día: restos de contaminación, exceso de grasa y otras sustancias que pueden obstruir los poros.

Después de la limpieza, podemos aplicarnos un tónico para calmar la piel. Es un paso fundamental antes de aplicar la hidratación, ya que prepara la dermis y cierra los poros para evitar que absorban la crema.

La hidratación debe estar adaptada a cada tipo de piel, ya que no es lo mismo tener un cutis graso que seco. Afortunadamente, existen numerosas cremas ecológicas para cada tipo de piel.

Si te maquillas, antes de todos estos pasos, tienes que eliminar los restos de producto. En cosmética natural, como en la tradicional, puedes optar por leches desmaquillantes o por aceites.

Una vez a la semana es muy beneficioso realizar una exfoliación del rostro para eliminar las capas de células muertas que se adhieren a la piel.

A partir de aquí, puedes elegir los productos que más te gusten: matificantes, correctores, antimanchas… Pero ¡recuerda que sean de origen ecológico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies