Los beneficios de una vida sin gafas

¿Alguna vez te has preguntado qué se siente al mirar a cualquier lado y ver con nitidez sin tener que coger corriendo tus gafas?

Hacer ese sueño realidad es posible gracias a la cirugía refractiva. Este tipo de operaciones permiten eliminar o minimizar la graduación que tu ojo necesita, por lo que dejará de ser miope, astígmata o hipermétrope; incluso si es un problema mixto o combinado como puede ser una miopía con astigmatismo, por ejemplo.

En definitiva lo que se logra es mejorar la calidad de la visión, aspecto que hay que tener en cuenta porque la cantidad de visión que tenemos no se ve alterada. Una persona con ojo vago seguirá teniendo el problema pero, es cierto que, notará una mejoría debido a ese aumento de calidad visual.

Como consejo, antes de tomar la decisión definitiva, es recomendable acudir a profesionales para que orienten de todas las pautas necesarias; además podrán asesorarnos sobre las técnicas que existen en el mercado.

En centros especializados como http://www.clinicasnovovision.com pueden informarte desde una de las técnicas mas usadas en la actualidad como LASIK hasta otras menos conocidas como ICL, la primera se hace mediante el uso de láser y la segunda por implante de una lente intraocular.

Cómo cambiaría mi vida si dejara de usar gafas

A priori puede resultar una pregunta sencilla para todas aquellas personas que no tienen la molestia de llevar siempre unas para poder ver el día a día sin perderse detalle. Sin embargo, todos aquellos que conocen los inconvenientes de ver tras un cristal saben que es una oportunidad que les gustaría experimentar y, mejor aún, poder dejar olvidadas en un cajón las antiguas gafas para despreocuparse el resto de sus días de ellas.

Una vida sin gafas está marcada por un antes y un después que se manifiesta claramente en aspectos positivos como ver bien de cerca o de lejos, liberarte de la dependencia, aumentar en calidad de vida, mejorar la estética evitando las marcas en la cara, hundimiento de los ojos o las ojeras y un largo etcétera que acompaña en el día a día de sus usuarios.

Beneficios y ventajas de olvidar las gafas

No nos engañemos, llevarlas siempre puestas es molesto sobre todo cuando se clavan al echarse en el sofá o cuando se caen al hacer movimientos bruscos. Imagínate haciendo deporte sin que se escurran por el sudor, ¡fuera preocupaciones por si se caen y se rompen!

Además, dejarás de estar limpiando constantemente los cristales y evitarás que cuando salpique algo tengas la molesta mancha que te quita campo visual.

Cuando haya un cambio de temperatura ya no será un problema que se puedan empañar, por lo que al salir a correr podrás disfrutar del ambiente invernal sin preocuparte porque están empañadas.

Al hacerse este tipo de mejoras en la salud, hacer buceo o darse un chapuzón bajo el agua, cobran más sentido porque verás dentro de la piscina detalles que hasta ahora no has podido sentir.

Al desprenderte de las gafas, todos estos inconvenientes diarios desaparecen, porque queda claro que tienen más desventajas que afectan a los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies