Los complementos ideales para tu dieta diaria

Llevar una alimentación saludable es esencial para mantener el correcto funcionamiento del cuerpo. Esta alimentación debe ser rica en frutas y verduras, sin olvidar incluir proteínas, cereales integrales y ácidos grasos. Igualmente, puedes optar por los complementos alimenticios para preservar tu salud y ofrecer una ayuda adicional al organismo.

¿Qué son los complementos alimenticios?

En los últimos años cada vez son más las personas que los consumen al tomar conciencia de los beneficios que pueden aportar a su salud. Los complementos alimenticios son productos que tienen como objetivo complementar la alimentación que tomamos cada día. Sus componentes o nutrientes están concentrados y podemos encontrarlos en forma de cápsulas, pastillas, polvos y líquidos, entre otros formatos.

Los complementos alimenticios pueden ser adecuados para todo tipo de personas. Algunos grupos de la población los necesitan en mayor medida. Este es el caso de las embarazadas, las mujeres que están amamantando, los vegetarianos o veganos, las personas que están tomando algún tipo de medicamento, así como las mujeres en periodo de menopausia.

¿Cuáles son los más recomendables?

Hoy en día puedes encontrar una gran variedad de complementos alimenticios en el mercado. Cada uno de ellos está adaptado a una necesidad. En este sentido, podrás adquirir desde complementos para aumentar la energía hasta los pensados para cuidar los huesos. A modo de orientación, te mostramos algunos de los más saludables para incluir en tu dieta:

Jelly Propos: es ideal para fortalecer el organismo ante los cambios del clima y de las temperaturas. Por ejemplo, al comienzo del invierno o en primavera. Pueden tomarlo todo tipo de personas. Contiene Jalea real fresca, que fortalece el sistema inmunitario, Propóleo y Vitamina C. Lo hallarás en envases de 20 ampollas y deberás tomar una ampolla al día durante 20-40 días.

-Aceite Omega 3: el ácido graso Omega 3 es una sustancia imprescindible para el buen funcionamiento del organismo. Tu cuerpo no puede fabricarlo, y por lo tanto, debes ingerirlo en los alimentos. Está presente en el pescado, en las semillas y en las nueces. Sin embargo, muchas veces no tomamos lo suficiente. En estos casos, lo ideal es recurrir a un complemento de este aceite en nuestra alimentación. Los preparados suelen venir en forma de cápsulas para facilitar su ingesta.

-Colágeno con magnesio: es muy recomendable, sobre todo, para cuidar tu sistema óseo y tus articulaciones. El colágeno es una proteína que proporciona fuerza y elasticidad a los tejidos. El magnesio es una sustancia fundamental para el buen funcionamiento del organismo, y muchas personas, suelen tener carencias. Con el paso del tiempo, la renovación de colágeno tiende a disminuir naturalmente y es entonces cuando debes optar por tomar algún suplemento enriquecido de esta sustancia.

-Ginkgo Biloba: es un extracto que se obtiene de un árbol originario de Asia. Esta sustancia puede ayudarte a mejorar la circulación sanguínea de todo el cuerpo, particularmente la de las manos y los pies. Por ello, puede ser especialmente recomendable si eres de los que tienden a tener las extremidades frías. Lo encontrarás en forma de comprimidos, aunque también se puede tomar en forma de infusión.

Como ves, las alternativas son variadas y saludables a partes iguales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies